Prevención

El virus papiloma humano (HPV, por sus siglas en inglés) y el cáncer de
cuello uterino son de mayor riesgo para mujeres infectadas con el VIH. El cuello
uterino es la abertura del útero (matriz) y conecta el útero con la vagina. El
cáncer de cuello uterino ocurre cuando células normales del cuello uterino se
convierten en células cancerosas. Antes de que eso suceda, se desarrollan
células anormales (también llamadas displasia cervical) en el cuello
uterino.

La prueba de Papanicolaou descubre las células anormales en su cuello
uterino. Si tiene células anormales, puede que su médico quiera hacerle una
prueba de HPV para determinar si las células anormales fueron causadas por el
HPV. Virus papiloma humano (HPV) es el nombre de un grupo de virus, algunos de
los cuales producen estos cambios anormales en el cuello uterino que pueden
causar cáncer. El HPV es muy común, y puede contraerlo mediante el contacto
sexual con otra persona que padece HPV. Hay muchos tipos, o cepas, de HPV,
identificados por números. Los tipos de “alto riesgo” producen células anormales
que se desarrollan en su cuello uterino, y pueden causar cáncer. No existe
tratamiento para el HPV, pero a veces éste desaparece por sí mismo.

Las mujeres VIH+ tienen más probabilidades de contraer HPV y de tener cepas
de HPV de alto riesgo. Tener células anormales o HPV no significa que padecerá
cáncer de cuello uterino. Tratar el cuello uterino antes de que las células
anormales se tornen cancerosas puede prevenir el cáncer en el futuro. Si tiene
células anormales, consulte a su médico acerca de si el tratamiento es indicado
para usted.

Existen formas de prevenir el cáncer de cuello uterino:

  • Hágase hacer un examen ginecológico completo. Eso incluye una prueba
    de Papanicolaou y un examen pélvico. La prueba de Papanicolaou descubrirá si hay
    células anormales que puedan causar cáncer de cuello uterino.
  • Hágase la prueba de Papanicolaou dos veces el primer año luego de ser
    diagnosticada con el VIH. Si los resultados son normales, hágase una prueba de
    Papanicolaou una vez por año.Si los resultados no son normales, consulte a su
    médico acerca de la frecuencia con que debe hacerse las pruebas de Papanicolaou
    y cuáles son los siguientes pasos que debe seguir.
  • Consuma una dieta saludable y balanceada con frutas y verduras. El
    caroteno y las vitaminas C y E en particular pueden disminuir su riesgo de
    padecer cáncer de cuello uterino. El caroteno se encuentra en los tomates, las
    zanahorias, las batatas, y el brócoli. Puede obtener vitamina C consumiendo
    frutas, especialmente cítricos, y verduras. Compre naranjas, pimientos rojos y
    verdes, brócoli, papayas, y fresas. Algunas de las buenas fuentes de vitamina E
    son los aceites tales como el de alazor y el de maíz, el germen de trigo, y las
    semillas de girasol y los frutos secos (almendras, maníes y avellanas).
  • No fume.
  • Use el Condón. Si tiene relaciones sexuales, tenga una pareja que
    sólo tiene relaciones con usted. Utilice condones (preservativos) siempre que
    tenga relaciones sexuales. Los condones disminuyen sus probabilidades de
    contraer HPV (que causa cáncer de cuello uterino) pero no la protegen de éste
    todo el tiempo. Puede contraer HPV por medio del contacto directo con llagas o
    piel genital infectada de apariencia normal.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s